Presentación

En este momento comenzamos nuestro cuaderno de bitácora, un lugar en el que poder anotar lo que nos parezca bien; pero con una restricción, que debe estar relacionado, directa o indirectamente, con la Fotografía. Formamos parte de ese grupo de gente obsesionada con el tema, como si nos fuera la vida en ello. Nuestra idea es poder hablar de una manera libre y relajada. Queremos hacer de este blog un lugar de convivencia en el que no sólo mostremos nuestros pensamientos y opiniones sino, también, nuestras imágenes.

Nuestra idea es, por eso, la de hablar de todo el proceso comunicativo que se origina a través de la fotografía, teniendo en cuenta cualquier aspecto relacionado con la creación de las imágenes, las maneras de hacerlas llegar a otros y el proceso de su degustación, su lectura e interpretación. No queremos decir que vamos a ser exhaustivos tratando todos los aspectos relacionados con el tema, lo cual no dejaría de ser muy pretencioso, sino que estamos abiertos a tratar cualquier tema relacionado. Por eso habrá textos que hablen de otros aspectos, como pueden ser los históricos, o la crítica, esa vía que tiene la sociedad para protegerse de la imposibilidad de verlo todo sin morir en el intento. Estamos abiertos a la idea de hacer fotografías con dispositivos como el teléfono móvil, que se ha convertido en la cámara que todo el mundo tiene, socializando su uso. Creemos que queda claro.

El título de este espacio, Universo Fotográfico, recoge de una manera explícita nuestra idea. Este título fue el que recibió una revista académica, una de las primeras revistas digitales albergadas en el portal de internet de la Universidad Complutense de Madrid y que fue creada por algunos de los que iniciamos ahora este blog. Su primer número apareció en noviembre de 1999 y el último, el 4, en 2001. Aún nos dejamos un número 5 sin publicar, a falta de la traducción al inglés de los abstract. Aún se pueden consultar en internet. Nuestra intención actual, con este blog, es ofrecer entradas que estén lejos de las exigencias del academicismo, con un estilo sencillo, cercano, de fácil lectura y de longitud adecuada a las exigencias del medio en el que se publica.

Estamos abiertos, por otro lado, a la interacción con el lector, aceptando sus críticas y sugerencias, que siempre serán un acicate para mejorar. Y queremos contar, además, con su colaboración, ya sea mediante textos o fotografías, que, en caso de adecuarse a nuestra amplia línea editorial, serán publicados.

Por eso queremos simplemente decir: Bienvenido.