¿Ortopedia para el iPhone?

Creo que tienen razón los que afirman que el iPhone es la «cámara más usada en el mundo» a pesar de que su fin principal es servir de teléfono móvil. Las personas que antes usaban una pequeña cámara para hacer sus fotos de recuerdo ya, desde hace unos años, vienen usando la del teléfono móvil porque la calidad de imagen que se obtiene es lo suficientemente buena para el uso que se le da. Por esta razón las cámaras de aficionado tienen cada día un mercado menos activo.

Hay personas usuarias de teléfonos móviles que también son fotógrafos y buscan no sólo el recuerdo sino otro tipo de fotografía. Suelen ser más exigentes con los resultados, y echan de menos, como mínimo, un par de cosas. Por un lado más calidad, para lo cual habría que aumentar el tamaño del sensor, y por otro poder usar un ángulo visual diferente al prácticamente estándar de, más o menos, 28 mm de distancia focal equivalente, por lo que habría que dotar al teléfono de una montura para poder acoplar objetivos ya existentes. Para conseguir este fin, hoy por hoy, habría que cambiar tanto el tamaño del móvil como para hacerlo impracticable como teléfono. O hacer lo que hago yo, llevar el móvil y una cámara compacta de calidad de sensor micro cuatro tercios con un pequeño objetivo zoom no intercambiable.

Algunos fabricantes han intentado resolver esta carencia y han ofrecido unas soluciones que podrán ser más o menos idóneas.

El 4 de septiembre de 2013, la casa Sony presentó dos pequeños dispositivos para teléfonos móviles. El QX10 y el QX100, que justo un año más tarde, fueron sustituidos por el Ciber-Shot (DSC-QX30) y el Sony Alpha QX1. El primero lleva un objetivo zoom de 24-720 mm de distancia focal equivalente y proyecta la imagen sobre un sensor de 6,17 x 4,55 mm. El segundo no lleva objetivo pero sí una montura tipo E de Sony para sus objetivos con un sensor mucho mayor, APS-C, de 23,2 x 15,4 mm.

El 18 de junio de 2015, DXO presenta su primera y única cámara, la DXO One. Éste fabricante tiene su origen en septiembre de 2004 cuando un grupo de matemáticos franceses pusieron en el mercado un sistema de valoración de la imagen digital. En estos casi 12 años de vida han conseguido convertir su sistema de medida de la calidad en el más respetado y su escala DXO Mark permite con rapidez ver el lugar que ocupa cualquier cámara y óptica en esta competición. La DXO One tiene un sensor de 1 pulgada (13,2 x 8,8 mm)  y un objetivo fijo de 32 mm de distancia focal equivalente y una apertura máxima de 1,8.

Por último, que nosotros sepamos, el 30 de junio de 2015 la casa Olympus presentó el Air A01, de forma extraordinariamente parecida al Sony Alpha QX1, dotada de un sensor cuatro tercios de 16 megapíxeles  y montura micro cuatro tercios (17,3 x 13 mm).

 

 

Desconocemos el nivel de éxito que hayan tenido estos dispositivos, pero teniendo en cuenta sus finalidades debemos ver si se convierten en una herramienta útil o en un impedimento.

En esta comparativa  de dpreview podrás encontrar todos los datos relacionados con estos dispositivos.

Joaquín Perea