El sentido de la vida

¡Qué ironía! Cada vez que apretamos el disparador efectuamos un pequeño acto de muerte, congelando en un instante la vida y sin embargo, nos encanta tener esos pequeños fragmentos de realidad congelada. Pero cuando fotografiamos lo inerte sentimos inquietud y desasosiego aunque sepamos a ciencia cierta que aquello no es lo que parece, es sólo ficción.

 

Luis Castelo 2015