Exponiendo correctamente

La forma de exponer en fotografía digital funciona de manera distinta a como lo hace la analógica.  Los sensores digitales tienen una respuesta lineal, por lo que, la señal eléctrica que generan es directamente proporcional a la cantidad de luz que les llega.  Las zonas del sensor digital que más luz reciben, ofrecen una mejor respuesta, más tonalidades y menos ruido que aquellas a las que les llegan menos luz. Para conseguir que una imagen tenga la mejor calidad posible, teniendo en cuenta esta característica de los sensores digitales, habría que desplazar la exposición todo lo posible hacia la zona más luminosa para que las sombras de la escena no estén en la parte más oscura, consiguiendo así mas tonalidades y menos ruido, pero ojo, hay que tener mucho cuidado en no quemar las altas luces, porque llegados a este punto, ya no se puede recuperar ningún detalle.  En el tratamiento, volveríamos a bajar la exposición a su nivel correcto. Visto en el histograma, el desplazamiento sería hacia la derecha.

 

De esta técnica se ha hablado mucho y desde hace tiempo,  Michael Reichman lo publicó en Julio de 2003  en un artículo titulado  Expose Right en The Luminous Landscape.

Para conseguir los mejores resultados hay que hacer las fotos con archivos RAW que trabajan a 12 bits de profundidad y son capaces de ofrecer hasta 4096 (2^12 tonalidades). Pero el reparto de estos tonos no se hace proporcionalmente. La zona que más luz recibe resuelve 2048 niveles. Los otros 2048 se van repartiendo en el resto de zonas, de manera que a mitad de luz, mitad de tonalidades. En el caso de contar con un sensor que tuviera un rango dinámico de 10 pasos de exposición (cada paso supone el doble o mitad de luz) obtendríamos los siguientes niveles:Rango lineal

Tenemos que evitar que las zonas de sombra de la escena se registren en las zonas que menos niveles tonales puede resolver, evitando ruido y posterización. Lo mismo haremos con las zonas más luminosas.

¿Cuál sería, por lo tanto, el método para hacer la medición de la exposición que más beneficio obtenga de un sensor?

Lo primero que tenemos que hacer es calibrar la capacidad de nuestro sensor para conocer cuántos valores de exposición admite antes de alcanzar la sobreexposición.

  • Medimos desde la cámara con modo de medición puntual sobre una tarjeta gris de las que reflejan el 18% de la luz que les incide.

  • Colocamos en cámara el valor de exposición (EV) que nos indica el fotómetro.

  • Hacemos una toma de control con este valor, que debe ofrecernos una imagen con el mismo valor tonal que la tarjeta gris.

  • A partir de aquí hacemos nuevas exposiciones aumentando el EV un tercio cada vez. Haremos doce tomas más, que equivalen a cuatro valores EV completos.

  • A continuación importamos en Lightroom los archivos RAW y activamos en la parte superior derecha del histograma en el módulo revelar la función que nos muestra en rojo las zonas sobreexpuestas.

Histograma Lightroom activado altas lucesBuscamos en cada imagen el valor más luminoso. Lightroom nos mostrará en rojo la zona de la imagen que quede sobrexpuesta y sin detalle. Anotamos el número de valores de exposición (EV) de diferencia con el valor original. Imaginemos que el valor seleccionado es de + 3 y 2/3 EV.  Con esto podemos conocer el intervalo de exposiciones útiles hacia las luces o, dicho en la terminología digital que se usa actualmente, el intervalo o rango dinámico, antes de que perdamos detalle.

Con esta prueba, conocemos la respuesta del sensor de nuestra cámara (habría que repetir este método si cambiamos de cámara)  Es decir que, en este ejemplo,  podemos aumentar la exposición sin perder detalle hasta + 3 y 2/3 EV.

Ahora, una vez que hemos calibrado el sensor, vamos a hacer una fotografía aplicando la capacidad de sobrexposición que ya conocemos.

Observamos la escena a fotografiar y buscamos las altas luces, la parte más luminosa de las escena de la que queremos obtener detalle.  Hay que tener cuidado, para que no afecten en la medida, con los reflejos especulares que corresponden a zonas de la escena de donde no podemos sacar detalle sin perjudicar el resto de la imagen.

Una vez localizada la zona más luminosa con detalle a preservar, ajustamos la exposición de la cámara aumentando, en este caso concreto, +3 y 2/3 EV al valor que nos indica el fotómetro.

La imagen que veremos entonces, en la pantalla de la cámara, será muy luminosa.

 

Exposición +3 y 2-3

Exposición +3 y 2/3

De esta forma hemos desplazado la exposición hacia la derecha del histograma al límite de nuestro sensor, de manera que al haber desplazado también hacia la derecha las zonas de sombra, se ha reducido el ruido de las mismas y por otro lado se ha enriquecido la gama tonal, como ya hemos visto anteriormente. Al ajustar en el tratamiento los valores de la imagen al aspecto tonal de la escena original, las sombras tendrán menos ruido y mayor gama tonal comparada con la fotografía que hubiéramos hecho respetando los valores de exposición que nos ofrece el fotómetro de la cámara.

 

 

Algunas cámaras con visor electrónico, nos ofrecen, antes de la toma, con luces parpadeantes, las zonas de la imagen que quedarán sin detalle. Otras con visor réflex, nos las muestran una vez hecha la toma. Hay que mencionar que en estos casos, el aviso de altas luces no lo hace del archivo RAW sino sobre una fotografía en formato jpeg. Existen procedimientos que intentan corregir esto. Guillermo Luijk nos lo cuenta en «Uniwb. Display de la cámara fiel al RAW».

Más información:

Captura digital y revelado Raw – Hugo Rodriguez (2012)

Expose Right – Michael Reichman (2003)

Derecheo en escenas de bajo contraste – Guillermo Luijk (2008)

¿Que fué del derecheo del histograma? – Guillermo Luijk (2009)

El derecheo del histograma y la reproducción del color – José Pereira (2015)

Como derechear el histograma sin alterar el color – José Pereira (2015)

 

Joaquín Perea y Antonio Alba